Terapia Infantojuvenil

Si un menor necesita ayuda

Los síntomas en un menor van acompañados de un fuerte malestar para éste y su familia, y a menudo dificultan el desarrollo del ciclo vital del menor, así como el de la propia familia. Para reparar este malestar el psicoterapeuta trabaja en estrecha colaboración con los tutores legales.

El proceso lo realizan dos terapeutas familiares. La duración de las sesiones es de una hora y su frecuencia semanal o quincenal, en función de las necesidades del menor y la familia.


MOTIVOS DE CONSULTA

  • Depresión y trastorno bipolar.

    TERAPIA INFANTO-JUVENIL

  • Psicoestimulación.
  • Evaluación del desarrollo.
  • Problemas de conducta y educativos.
  • Trastornos del aprendizaje.
  • Trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad.
  • Trastornos del espectro autista.
  • Trastornos de la conducta alimentaria.
  • Enuresis y encopresis.
  • Maltrato físico y abuso sexual.